Archivo | mayo, 2012

Una declaración de intenciones

27 May

Primer punto: este blog va de repostería, no de fotografía. No soy ninguna maestra pastelera, ni mucho menos, pero es que con la cámara de fotos soy una auténtica patata. Se hará lo que se pueda.

Segundo punto: este es un blog low cost. Gasto lo mínimo en atrezo y eso quiere decir que me lo hago yo misma, con resultado más o menos cutre.

Tercer punto: es evidente que la calidad de los ingredientes es fundamental en el resultado de una receta. Pero cada uno tiene sus gustos y, sobre todo, sus posibilidades. Si alguna vez recomiendo un producto es por su buena relación calidad/precio. Me mata cada vez que alguien recomienda cierto chocolate de 10 euros la tableta.

Cuarto punto: soy seguidora de más de 500 blogs. La mayoría de ellos me parecen preciosos, todos me sirven de inspiración y algunos son muy originales, pero cuando quiero una receta, siempre busco primero en un reducido grupo que para mí son éxito asegurado. Estos son los blogs que aparecen en la página de favoritos. Aunque publique recetas de cualquier blog, web, foro, libro…

Edito: desaparece la página de favoritos (total, no la mira nadie…). Si buscas alguna receta que no esté en el blog y te fías de mi opinión, estaré encantada de aconsejarte algunas páginas. Escríbeme a senoratroll@gmail.com

Quinto punto: mi creatividad gastronómica se reduce por lo general a variar algún ingrediente por otro similar o a hacer un refrito entre varias recetas. Siempre que la receta o recetas que utilizo como base tienen un autor conocido, lo hago saber.

Sexto punto: declino toda responsabilidad en cualquier accidente que se pueda ocasionar en tu cocina. Si metes el dedo en agua caliente, te lo quemas. Si lo metes en aceite caliente, te lo abrasas. Y si lo metes en azúcar caliente, te lo amputas. Avisado estás.

Séptimo y, por ahora, último punto: Todas las recetas de este blog han sido probadas personalmente por mí y por mi entorno. Si la publico es porque ha tenido buena aceptación. Pero tengo que aclarar que mi familia me quiere mucho. Si haces alguna receta y a tu familia no le gusta, supongo que es que no te quieren tanto como a mí.

Anuncios