Archivo | junio, 2012

Pastelitos de vainilla con crema de nutella

25 Jun

Los cupcakes llevan años de moda y la cosa parece que va a más. No son más que tartas en miniatura. Por tanto, cualquier tarta se puede convertir en cupcake. Hasta aquí, yo soy fans. Ahora viene la parte chunga: los cupcakes quedan más bonitos con buttercream americana (mantequilla + azúcar). Es indiscutible, esa crema tiene la textura perfecta para decorar con manga pastelera. Pero yo no estoy acostumbrada a comer mantequilla a cucharadas, por muy azucarada que esté. Que no digo que esté mala, eh. De hecho, en una fina capa rellenando un bizcocho, un brioche o un bollo de pan me parece una delicia. Pero llenarme la boca de mantequilla es otra cosa…
Aunque no queden tan bonitas, hay otras cremas riquísimas que puedes utilizar para hacer estos pastelitos. Sin ir más lejos, esta que te traigo hoy. La receta es la buttercream muselina de Rose Levy Beranbaum, sólo que ella le pone licor en vez de nutella. También se la conoce como italian meringue buttercream, porque la base es un merengue italiano. Aunque la cosistencia no es ideal, ideal, (por lo menos a la temperatura ambiente de Cádiz, lo mismo en Gijón sí) queda bastante bien. La señora Beranbaum, genial pastelera pero cursi como ella sóla, la define como voluptuosa. Yo te digo que está espectacular.
Los pasteles se hacen con una receta básica de bizcocho de vainilla, salen 24. A no ser que seas más generoso que yo con la crema, te va a sobrar. La puedes guardar en la nevera unos días o congelarla unos meses. Antes de utilizarla, deja que esté a temperatura ambiente y bátela unos minutos.

VER LA RECETA

Tarta sueca de almendra

22 Jun

Odio ir a Ikea*. Aunque sólo vayas a comprarte una ensaladera, te tienes que recorrer toda la tienda. Y como nunca voy sola, entre lo que me paro yo y lo que se paran los demás puedo tardar dos horas. Siempre salgo de la tienda con dolor de cabeza y agotada. Y sospecho que no soy la única: fíjate en las caras de los que hacen cola para las cajas.
*Hay una excepción: la tienda de comida sueca. Muchas gracias, señores de Ikea, por haberla puesto aparte.  Y lo que más me gusta de la tienda es esta tarta. Bueno, una parecida: Almondy. Buscando una receta para hacerla en casa encontré esta de Atina en Mundorecetas. Ya no he buscado más, porque aunque no sea exactamente igual, también me encanta. He ajustado un poco las proporciones a mi gusto. En la original, la cobertura se hace sólo con chocolate y aceite y antes de que se endurezca se cubre con bolitas  o chocolatinas Daim troceadas. Si pasas por Ikea, hazte con una bolsita, merece la pena. Si no, hazla como esta, con crocante de almendra, que lo puedes encontrar en cualquier supermercado. O cúbrela sólo con el chocolate.
Utilizando los productos adecuados, puedes hacer esta receta libre de gluten.

VER LA RECETA

Tarta de queso sin azúcar

19 Jun


Esta tarta de queso estrena una nueva categoría en el blog. Son las “recetas especiales”, una cajón desastre donde voy a incluir recetas sin azúcar, sin gluten, sin huevo, sin lactosa, light e incluso veganas, si encuentro alguna que me guste, claro.
Es una tarta de queso clásica. Está muy conseguida porque, aunque es baja en carbohidratos, sí que va bien de grasas. Vamos, que lo que se dice ligera tampoco es. Cuatro yemas de huevo y casi medio litro de nata hacen que casi no se eche de menos el azúcar.
Para hacerla puedes usar un molde desmontable, un aro para tartas de 20 cm. o seis aritos de 8 cm., como he utilizado yo. Si utilizas los aros, ponlos dentro de una rustidera, porque tendrás que hornear al baño maría. Es decir, la bandeja del horno tendrá que estar llena de agua caliente.

VER LA RECETA

Minientrada

Galletas del millonario o chocolatinas twist caseras

17 Jun

Las millionaire´s shortbread bars son unas barritas de galleta, caramelo y chocolate muy populares en Reino Unido. Son como las chocolatinas twist, pero menos sintéticas, con el encanto de lo casero. Además de estar buenísimas, cunden mucho: con la receta salen unas 60 chocolatinas. Por eso es el dulce ideal si quieres tener un detalle con un grupo grande de personas. Gustan a casi todos, se transportan bien y se comen con las manos. ¿Se le puede pedir más a un dulce? Sí, ya sé, que sea light… Pero no es el caso. Para compensar un poco, esta semana pondré una receta sin azúcar.
Es mejor utilizar un molde de aluminio desechable para así poder cortar las galletas en el mismo molde y sacarlas con más facilidad. Yo he utilizado uno de de 28×22 cm. aproximadamente.

VER LA RECETA

Tarta de chocolate Guinness

13 Jun

Si la pruebas sin saber que lleva cerveza, no lo adivinas, seguro. Pero sabiéndolo, la puedes notar ahí, al fondo. Un bizcocho muy jugoso con un intenso sabor a chocolate, suavizado con una deliciosa mezcla de nata y queso crema. Esta es la tarta favorita de más de la mitad de mi familia. Y una docena de trolls no pueden estar equivocados.

VER LA RECETA


Tarta de queso y galletas oreo

11 Jun

Esta tarta es muy resultona y facilita. Puedes prescindir de la base de bizcocho porque es lo suficientemente consistente para servirla sola. O puedes utilizar como base unos sobaos hechos migas mezclados con galletas tipo oreo trituradas, poniéndolas en el fondo de un molde desmontabble, bien apretaditas, formando una capa compacta. Así te ahorras encender el horno y un buen fregado. Tú sabrás el ánimo que tienes.
Importante: aunque se llame tarta de queso, la protagonista del sabor es la leche evaporada. Si no te gusta esta leche puedes cambiarla por una mezcla a partes iguales de leche entera y nata ligera. El resultado es distinto, pero también muy rico.

VER LA RECETA

Helado de vainilla y galletas

10 Jun


Hago este helado cuando tengo crema pastelera en el congelador, aunque está tan rico que merece la pena hacerla sólo para esto. Lo de las galletas ya es otra historia. Si son caseras, mejor que mejor, claro está. Pero si no te apetece complicarte la vida, puedes usar tus galletas preferidas (cookies de chocolate, oreo, príncipe…) Si te gustan más las galletas maría, digestive, chiquilín… ponle además unos trocitos de chocolate y algún fruto seco.

VER LA RECETA

Galletas con chocolate. La receta de 250€

10 Jun

Hay una leyenda urbana que cuenta como un señor pagó 250€ por una receta de galletas. Se las pusieron de postre en un restaurante (en Villanueva de Duero, Valladolid, según la versión que llegó a mi correo electrónico) y le gustaron tanto que le pidió al camarero comprar la receta. El camarero le dijo que la receta costaba “dos cincuenta”. El señor accedió y pago con su tarjeta. Cuando días después revisó sus gastos, se dio cuenta de que le había cobrado 250€ en vez de los 2,50€ que él esperaba. Para vengarse decidió repartir la receta al mayor número de personas posible.
Me pareció una historia muy curiosa cuando la leí, pero no se me ocurrió, ni por asomo, probar la receta. Pero un tiempo después me la encontré en la web allrecipes.com y, claro, me inspiró más confianza. No sólo la historia coincide, la receta es prácticamente la misma, aunque que me atrevería a decir que mal traducida. No reenvié en su día el email (nunca los reenvío, debo tener milenios de mala suerte acumulada) pero publico ahora la receta, porque lo bueno hay que compartirlo.
¡Ah! Vas a tener mucho que compartir si las pruebas: salen unas 60 ó 70 galletas.

VER LA RECETA

Hi hat pastelitos

5 Jun

O pastelitos de hojaldre y crema con sombrero de merengue. Más que sombrero, pegotón, para que nos vamos a engañar. El merengue bañado en chocolate y con la base de hojaldre es un dulce muy típico. Sólo le he añadido la crema pastelera. Yo quería que quedasen tan guapos como su primo lejano americano, de ahí su nombre, pero a la vista está que no lo he conseguido. Pero pongo la receta igual, porque buenos, no, buenísimos están. Salen 12 pastelitos.

VER LA RECETA

Merengue italiano

3 Jun

Lo mejor de este merengue es que aguanta sin hacer aguas 3 días en la nevera. Lo malo es que hay que estar batiendo unos 30 minutos y, con una batidora eléctrica de las manuales, se hace muy pesado. Las claras de huevo se cocinan al añadir el almíbar muy caliente, pero si no te fías, puedes usar claras pasteurizadas.

VER LA RECETA