Archive | recetas RSS feed for this section

Buñuelos de viento

1 Nov

Uy,uy,uy ¡casi no llego! Pero aquí estoy con unos buñuelos de viento: hoy, Uno de Noviembre. Ya no te va a dar tiempo, pero aquí los tienes para el año que viene. Aunque si los quieres hacer mañana tampoco pasa nada. 😛
La receta es la que utilizo normalmente para hacer profiteroles, la pasta choux, sólo que van fritos en vez de horneados.
Salen buñuelos para un regimiento. No los he contado, pero calculo unas seis docenas.
Les va bien cualquier relleno: nata, trufa, crema pastelera… Pero a mí me pierden así, rebozaditos con azúcar y canela.

VER LA RECETA

Pastel de queso esponjoso

22 Oct

No sabía cómo titular esta entrada. Este pastel no es lo que uno se imagina cuando piensa en una tarta de queso. No termina de ser un bizcocho. Se parece al chiffon cake, pero tampoco es lo mismo.
He visto muchas recetas parecidas, sobre todo en blogs norteamericanos, donde lo llaman japanese cheesecake. Pastel de queso japonés… Yo sólo te digo que está tan bueno y es tan ligero que te comes la cuarta parte sin darte cuenta 😳
Pero si no lo pruebas no me vas a entender, así que:

VER LA RECETA

Pasteles de hojaldre y almendra

15 Oct

Aquí estoy otra vez. Y con unos pastelitos para hacer en 40 minutos. Pero de verdad: no hay que sumarle el tiempo de limpiar la cocina. Los preparas mientras se calienta el horno y, mientras se hornean, limpias lo poco que has ensuciado.
Pruébalos, repetirás seguro.
Por cierto, la fama del hojaldre de Lidl es merecida. Además está genial de precio.
La crema de almendras, de la marca Almendrina, la venden en cualquier supermercado.

VER LA RECETA

Pastelitos de vainilla con crema de speculoos

30 Sep

¿Crema de qué? Es la versión para untar de las galletas Lotus, las que uso en este helado. Que sí, que ya lo sé, es muy difícil de encontrar. Pero la puedes sustituir por crema de cacao, dulce de leche, toffee, puré de frutas…. O simplemente por una cucharadita de tu extracto preferido.
Realmente se llama crema de mantequilla y merengue suizo (swiss meringue buttercream). El resultado es parecido al de esta crema de Nutella que ya puse en el blog. Pero he disminuido la cantidad de mantequilla y el resultado es una crema más esponjosa. Además tiene la ventaja de que no hay que hacer el almíbar, que es bastante difícil si no tienes un termómetro de cocina. Cuando lo hago de esta forma, prefiero usar claras pasteurizadas, por si me quedo corta con la cocción al baño de vapor.
De nuevo he utilizado la receta de bizcocho de leche caliente de Miete. Con estas cantidades salen 24 pastelitos
¿No hace falta que te diga que están divinos, verdad?

VER LA RECETA

Tortitas de salvado

21 Sep

Hoy traigo una receta en plan saludable. No son una versión light de las tortitas tradicionales, sino otra cosa totalmente distinta. Pero tienen su aquel. No son suaves y esponjosas, todo lo contrario: tienen la textura del salvado y son muy contundentes. Con una sola tortita tienes el desayuno o la merienda hechos. Que no te parezcan muchas: las puedes congelar y meterlas luego directamente al tostador. Las puedes acompañar de lo que quieras, aunque yo prefiero tomarlas solas.
Pongo las medidas en cucharadas porque nunca me ha dado por pesar los ingredientes. Salen 8 tortitas.

VER LA RECETA

Bizcocho relleno de crema y cubierto de chocolate {Boston cream pie}

9 Sep

El Boston cream pie es un clásico de la repostería norteamericana: bizcocho de vainilla relleno de natillas o crema inglesa y cubierto con una ganache de chocolate. Suena bien, ¿verdad? Pues sabe todavía mejor.
He utilizado la receta del bizcocho de leche caliente del libro Miette, adaptádondola a un molde de 25 cm. Es bastante laboriosa pero el resultado es muy bueno: un bizcocho esponjoso, jugoso y muy aromático.
El relleno es la crema pastelera básica, sustituyendo 200 ml. de leche por nata de repostería (35% M. G.)
Para la cobertura he usado chocolate amargo, con el 70% de cacao. También puedes ponerlo del 50%. Lo que no te recomiendo es que uses chocolate con leche, que le añade aun más dulzor a la tarta y puede resultar empalagosa.

VER LA RECETA

Tarta de Maltesers (sin Maltesers)

29 Ago


Lo prometido es deuda. Aquí está la receta de la tarta de Maltesers, el relleno de la tarta de la rana Gustavo.
La receta es del libro Tartas a gogó. La vi en el blog Carrot Cake hace más de un año, pero no encontraba la leche malteada por ninguna parte. Por fin la conseguí y no me ha decepcionado. Aunque más que a Maltesers a mí me sabe al chocolate con leche que llevan los Maltesers. Pero está riquísima.
Yo multipliqué las cantidades por 1,5 y me salio esta tartita además de la de la rana, unas 18 raciones. Te pongo la receta original para unas 12.

VER LA RECETA

Brownie clásico

19 Ago

El brownie es un pastel con un sabor intenso a chocolate. No lleva levadura y los ingredientes se mezclan sólo para integrarlos, sin introducir aire en la mezcla. Además, lleva muy poca harina. El resultado es una especie de bizcocho con una textura muy densa, para comer en pequeñas porciones.
La receta se llama brownie clásico porque tiene muchas versiones: hecho con chocolate blanco, con crema de avellanas, con masa de galletas…
Se hace en un plis plas y, bien acompañado, es un postre para quedar como un rey. O una reina.
Está muy bueno solo, con crema o con nata montada. Con helado está de vicio. Y con mi helado favorito ya es la repanocha.

VER LA RECETA

Helado de tarta de queso

10 Ago

Un heladito para afrontar estos calores. Si te gusta la tarta de queso, con su puntito ácido, no dejes de probarlo. Y si no te gusta, prueba este de galletas Lotus, que cuanto más lo hago, más rico me parece. Te dejo con la receta.

VER LA RECETA

Galletas de Hello Kitty

29 Jul

Había una pastilla de fondant en mi despensa que se reía de mí. Cada vez que abría la puerta me decía: “¿para qué me has comprado, si no te vas a atrever a usarme?” o “Ay, Manolete, si no sabes torear ¿pa qué te metes..?” Yo, al principio, le decía: “es que no tengo herramientas”, “es que no tengo colorantes…” Poco a poco me fui haciendo con todo lo que podía necesitar, pero el fondant seguía allí, muerto de risa. Yo le decía entonces: “no te uso porque estás feo, sabes a golosina rancia”. Pero en el fondo sabía que él llevaba razón. Vale, estará feo, ¿pero por qué lo compré entonces? ¿Iba a dejar que se riera de mí cada día hasta que caducara y desde el cubo de la basura soltara su última carcajada? Pues no, claro que no. Me armé de valor y me hice estas galletas. Señora Troll 1 -Fondant 0.
Y al final he visto que no es para tanto. Básicamente es como trabajar con plastilina. Se necesita mucho tiempo y mucha paciencia, pero no mucha destreza. Hablo, claro está, de hacer galletas con molde. Otra cosa son las preciosidades que se ven en muchas webs, que no están al alcance de la mayoría de los humanos ni de los trolls.
Estas galletas sí las puede hacer cualquiera. El fondant solo no me gusta nada, pero es que no está pensado para comérselo a bocados. Así tan finito en la galleta le aporta dulzor, un tanto artificial para mi gusto, pero el conjunto está hasta bueno. De todas formas tengo pendiente probar el fondant casero de leche condensada, que he oído que sabe mucho mejor. Y, claro está, probar también otras marcas de fondant comercial.
Lo que te va a gustar sí o sí son las galletas de mantequilla. Con fondant, con glasa (…próximamente en Señora Troll…), con chocolate o solas. La receta es del blog Postreadicción, uno de los sitios de los que hablaba antes, donde puedes encontrar auténticas maravillas. Salen unas 40 galletas de unos 6 cm.

VER LA RECETA