Tag Archives: tartas de queso

Pastel de queso esponjoso

22 Oct

No sabía cómo titular esta entrada. Este pastel no es lo que uno se imagina cuando piensa en una tarta de queso. No termina de ser un bizcocho. Se parece al chiffon cake, pero tampoco es lo mismo.
He visto muchas recetas parecidas, sobre todo en blogs norteamericanos, donde lo llaman japanese cheesecake. Pastel de queso japonés… Yo sólo te digo que está tan bueno y es tan ligero que te comes la cuarta parte sin darte cuenta 😳
Pero si no lo pruebas no me vas a entender, así que:

VER LA RECETA

Helado de tarta de queso

10 Ago

Un heladito para afrontar estos calores. Si te gusta la tarta de queso, con su puntito ácido, no dejes de probarlo. Y si no te gusta, prueba este de galletas Lotus, que cuanto más lo hago, más rico me parece. Te dejo con la receta.

VER LA RECETA

Tarta de queso sin azúcar

19 Jun


Esta tarta de queso estrena una nueva categoría en el blog. Son las “recetas especiales”, una cajón desastre donde voy a incluir recetas sin azúcar, sin gluten, sin huevo, sin lactosa, light e incluso veganas, si encuentro alguna que me guste, claro.
Es una tarta de queso clásica. Está muy conseguida porque, aunque es baja en carbohidratos, sí que va bien de grasas. Vamos, que lo que se dice ligera tampoco es. Cuatro yemas de huevo y casi medio litro de nata hacen que casi no se eche de menos el azúcar.
Para hacerla puedes usar un molde desmontable, un aro para tartas de 20 cm. o seis aritos de 8 cm., como he utilizado yo. Si utilizas los aros, ponlos dentro de una rustidera, porque tendrás que hornear al baño maría. Es decir, la bandeja del horno tendrá que estar llena de agua caliente.

VER LA RECETA

Tarta de queso y galletas oreo

11 Jun

Esta tarta es muy resultona y facilita. Puedes prescindir de la base de bizcocho porque es lo suficientemente consistente para servirla sola. O puedes utilizar como base unos sobaos hechos migas mezclados con galletas tipo oreo trituradas, poniéndolas en el fondo de un molde desmontabble, bien apretaditas, formando una capa compacta. Así te ahorras encender el horno y un buen fregado. Tú sabrás el ánimo que tienes.
Importante: aunque se llame tarta de queso, la protagonista del sabor es la leche evaporada. Si no te gusta esta leche puedes cambiarla por una mezcla a partes iguales de leche entera y nata ligera. El resultado es distinto, pero también muy rico.

VER LA RECETA